lunes, 4 de julio de 2011

Quizás lo soy ya

No se si se puede decir que más o menos se ha medio culminado mi consentimiento.
El sábado pasado quedamos con un amigo en la casa de éste. Él está soltero y sin compromiso y de siempre ha sido de la devoción de Laura.
Yo no quería que este día se llegase a temas de sexo explicito con penetración, etc.
El caso es que después de ver una películo les propuse un juego. Los dos tenían que cerrar los ojos y yo guiaría sus manos.
Ambos sabían por dónde iba, era obvio. El caso es que dirigi sus manos para que se tocasen. Todo muy excitante, sobre todo cuando le abrí la camisa a Laura para que él pudiese tocar sus pechos sin problemas. Tremendamente excitante.
Y así entre sobeteos siguieron. Luego el se bajó los pantalones y se quedó en calzoncillos. Sorprendete la dureza (palabras de Laura) y el tamaño de su miembro. Laura metió la mano debajo del pantalón para comprobar el material y a fe que le gustó. Así siguieron sobandose. Le acerqué la mía y dió buena cuenta de ella. 
Ahí acabó pero fue muy excitante. 
Y a destacar el hecho de que ninguno de los dos abriese los ojos.
No sé si se repetirá o no, no sé si con él u otro o ninguno, quién sabe.
El caso es que Laura me dijo que cojiese la camara para hacerle una foto y aquí el resultado de la misma: