domingo, 27 de mayo de 2012

Se transformó en una corneadora (Relato ficticio parte 1)

     En enero de ese año logré por fín ligarme a la chica de mis sueños. Castaña, delgada, poco pecho, y un culito de escándalo, sobre todo cuando se ponía aquellos pantalones vaqueros ajustados. Tenia muy claro que era la mujer de mi vida. 
     Con el paso del tiempo la mente del hombre se vuelve cada vez más calenturienta y con  el paso del tiempo me empezó a exctar el ver a la recatada Laura tonteando y hasta follando con otros. Esto es dificil de harcérselo ver a ellas pero poco a poco uno va ideando sus estrategías hasta que se empieza  a hablar del tema y ella tras muchos tiras y afloja te dice "pero y si me gusta demasiado?". A lo que uno no le da importancia porque sabe que su chica es recatada y ejemplar pero a veces las cosas se acaban yendo de madre.....
    Finalmente ella estaba decidida a ponerlo en practica. Habíamos quedado toda la peña en una discoteca muy  conocida en la época, un sitio donde no me gustaba ir, ya que bailar me acaba aburriendo, en cambio a Laura, le encanta. A mi no me molesta que baile con otros, de hecho me gusta verla bailar ya que lo hace muy bien, así que cuando al rato se dirigió a la pista no le di importancia, ya lo había hecho otras veces.
     Ese día llevaba un vestido que yo le había regalado, y que le quedaba de escándalo, era verde, elegante, cortito y con un escote bastante pronunciado. Se lo había puesto solo un par de veces, ya que no se sentía cómoda, ya que decía que le marcaba demasiado las bragas y que se le veía el sujetador. Verla en la pista, bailando sola con aquel vestido era un espectáculo bastante sensual, y yo estaba disfrutando de la visión.
     Pero al poco, un tío cachas se le acerco, y empezaron a bailar juntos durante un rato, hasta que en un momento dado cambiaron la música, poniendo algo más suave. Normalmente, en estos casos, ella se volvía conmigo, pero esta vez siguió bailando con el chuleta, y poco a poco, mientras los miraba a los dos agarraditos, se me vino a la memoria la frase que me dijo. El tipo, en un par de piezas, empezó a sobarle el culo, y al no decir ella nada, fue avanzando poco a poco. Al rato, ya era evidente como le metía mano a mi novia en plan descarado.
     Y el resto de mi grupo, también podía ver lo que pasaba. Yo estaba entre cabreado y cortado, recordaba su amenaza, y temía que se estuviera vengando dejándose meter mano para darme un escarmiento. Yo comentaba que teníamos un pacto. Y que todo formaba parte de una apuesta.
     Sin embargo, ver como aquel tipo le agarraba el culo por dentro del vestido con una de sus manos, me estaba calentando. Poco a poco, él hizo lo que yo mismo hubiera hecho de haber estado en su situación. Mis amigos podían ver como Laura se dejaba meter mano, y como el tipo le acariciaba el culo, el pecho y se morreaba descaradamente con mi novia, y como ella se pegaba a él refregando su cuerpo con el suyo. No decían nada, pero era evidente que no se estaban perdiendo detalle del espectáculo que mi novia estaba dando.
     Así siguieron un buen rato, y los avances de él eran evidentes. Laura, de vez en cuando miraba hacia donde nos encontrábamos, imagino que quería comprobar que yo la estaba viendo mientras se daba el filete con el macizo  aquel.
      Yo decidí apartarme del grupo de mis amigos fingiendo que no me hacía gracia haber perdido la supuesta apuesta y me fui a la parte alta de la discoteca donde ellos no me veían y yo seguía viendo el espectáculo que daba mi chica.
     Yo pensé que estaría así un tiempo, para darme en los dientes y vengarse de mi propuesta, pero me equivoque. Al rato fui a la barra a pedir una copa, mientras algunos de mis amigos salían a la pista a bailar.
     Cuando volví, no vi a Laura en la pista, y la cabrona de Aysha, al verme buscándola con la vista, me dijo que la había visto entrar en los servicios. Estuve casi quince minutos allí sentado, y ya empezaba a preocuparme, así que me levante y me dirigí a buscarla, temiéndome lo peor.
            Y tenia razón, cuando estaba cerca de los servicios, la ví salir sola, pero del de caballeros. Los tíos que estaban esperando para entrar empezaron a decirle burradas.
     Cuando comprobé que se acercaba a donde yo estaba, me quede quieto, sin saber que hacer, y me pareció notar que llevaba algo en una de sus manos. Al verme, sonrió y se me acerco como si nada, y me dijo toma, guárdame esto y me puso algo en mis manos, cuando mire, vi que eran sus bragas y que estaban rotas, y pringosas. Ella se abrazó a mí y me dio un beso, yo note un sabor extraño, y me retire, y lo que me dijo a continuación me dejo pasmado. ¿No te gusta el sabor de mis flujos? Me los ha pasado el cachas despues de comerme el coñito en el lavabo....

     También me di cuenta de que no llevaba sujetador. Iba apuntando a todo el mundo con sus maravillosos pezones.
     Sin decir nada, la seguí hasta la mesa donde estábamos  antes. Durante el trayecto me di cuenta como se le notaba que no llevaba bragas. Estaba como atontado, sin poder reaccionar. Mi novia había recibido un cunnilingues de un tío en los servicios, no se había cortado en refregármelo por la cara,  y ahora se paseaba con la discoteca sin ropa interior.  Y yo, a pesar de todo, estaba excitado.
     Aysha y Elena estaban sentadas junto a otro par de amigos. Laura se sentó, y yo junto a ella. Cuando se acerco a la mesa se agacho para atarse bien el zapato y mostró practicamente todo su culo.
     La hija de puta de Aysha, que evidentemente se imaginaba  lo que Laura había hecho, le dijo que había tardado mucho en el servicio, y que si le había pasado algo.Laura , respondió, si, el de las tías estaba lleno, y al final no aguantaba mas y entre en el de los tíos, pero incluso así, se me ha escapado un poco, y me he tenido que quitar las bragas.
    Aysha sonreía con cara de maldad, y le volvió a decir. Joder, tía, y el sujetador también te lo mojado al mear, ahora no lo llevas.
     Bueno, me apretaba, y me lo he quitado, así estoy mas fresquita. Lo he tirado a la papelera, total, como tampoco lo necesito, ¿para que voy a estar incomoda?. Y acompaño sus palabras con un gesto con sus manos agarrando el vestido por el escote, como si se abanicara, enseñando de nuevo sus tétas a todos.
     La cabrona de Aysha, me miro y noto el bulto de mi pantalón.
    Mira este como esta, ¿tío no habréis entrado juntos al servicio y habréis aprovechado el tiempo para hacer  algo?
     Nooo, ¿por qué dices eso? Respondió Laura riéndose. Además, me lo he encontrado a la puerta del servicio.
     Me apetece bailar, ¿me acompañas tu ahora? ¿O prefieres verme “hacerlo” con otro? Y volvió a enfatizar la palabra “hacerlo”. Me levante como impulsado por un resorte, y la acompañe. Al separarnos de la mesa, pude escuchar una carcajada de la cabrona de Aysha.
Estuvimos bailando un rato sin decir nada, no me salían las palabras. Laura corto el silencio.
     ¿Qué te ha parecido? ¿Qué se siente al saber que tu novia se ha follado a otro?
     Yo me quede de una pieza. ¿Follado? Pensé que solo se la habías mamado.
     Bueno digamos que le puese un condon y le dejer meter un poquito la puntita.

Se lo había currado despues de la comida que me había hecho y como no me apetecía mamarsela pues....
     No puede ser, eso no es verdad, no te creo capaz de dejarte follar por un desconocido.
     ¿No me crees? Compruébalo.
     Y me cogió la mano y la llevo a su ingle por donde se había esparcido el semen del chaval.
     Estuve apunto de irme con todo y que todo aquello lo había provocado yo.
     Ni se te ocurra irte, como lo hagas me follo a toda la discoteca, tu te quedas aquí, conmigo. Sigue bailando. En definitiva, según tu, lo que ha pasado solo es un polvo, no debe significar nada para ti.
    Me quede, quizás ese fue el momento donde empezó todo. A pesar de lo que Laura había hecho, Aysha tenia razón, estaba excitado, y allí en la pista, bailando con ella, me excite aun más. Y Laura, lo notó. Vaya, veo que te excita esto, ¿qué te pone más cachondo? ¿Qué todos vean que no llevo ropa interior? ¿O saber que acabo de follarme a un tío?  Laura, mientras decía esto no paraba de refregar su cuerpo contra el mío, poniéndome la poya como un palo de tiesa.
     Vaya, vaya, vaya, si llego a saber que te excita que me comporte como  una putita lo hubiera hecho antes. ¿Te gusta, verdad? Siiii, te gusta, te pone cachondo que no use ropa interior y te ponga los cuernos. ¿Quieres que lo repita? ¿Quieres ver como me meto en el servicio con otro tío? ¿Quieres que me folle otro tío mientras  esperas fuera a que salga? A lo mejor prefieres entrar y escucharme gemir mientras me la meten por el coño. ¿Quieres que lo haga?¿Lo hago? Me parece que quieres que lo haga.
     Yo no decía nada, pero estaba cogiendo del culo a Laura con las dos manos, dejándolo a la vista de la gente, mientras ella restregaba sus tétas y su culo contra mi cuerpo.
     Lo voy a hacer. Creo que te va a gustar.
     Se separo de mí y se acerco a unos chavales. No pude mas, la agarre de la mano y me la lleve al servicio, pasamos delante de la gente que estaba esperando y entramos, los reservados estaban ocupados, de manera que la apoye contra los lavabos y me saque la poya, a la vez que le subía el vestido, mientras ella se dejaba hacer.

     No podía creer lo que estaba haciendo, me estaba follando a mi novia delante de varios tíos, y eso no solo no me importaba, sino que me ponía más cachondo. Ella misma se bajó la parte superior del vestido dejando las tétas a la vista de todos mientras yo se las mamaba. No tengo ni idea del tiempo que estuvimos follando, pero si sé que fue bastante. Casi como en un sueño, veía como los tíos entraban y salían del servicio, sin perder ojo mientras estaban allí de la salvaje follada que estábamos teniendo. Cuando me corrí, casi me desmayo, y nos quedamos apoyados uno sobre el otro un rato, hasta que me recupere un poco y nos arreglamos la ropa para salir.
     De camino, Laura me dijo, "Sabes, tenias razón, no significa nada follar con otros. Pero me he dado cuenta de que te pone cuando lo hago. Si cada vez que me veas exhibiéndome o follandome a un tío te pones así, creo que a partir de ahora voy a hacerlo con frecuencia. ¿No te importa, verdad cariño?. No, creo que no solo no te importa sino que te gusta. ¿Quieres que siga vistiéndome como una putita y folle con otros?"
     Un si casi imperceptible salió de mi boca. Y mi novia, con una sonrisa, me besó, y me dijo:
"De acuerdo, lo haré, seré una putita de ahora en adelante, recuerda que es lo que quieres. Pero como me enteres que te acercas a otra mujer, se acabo todo, te puedes despedir de mí para siempre. A partir de ahora serás únicamente mío. Solo así podré seguir dándote el gusto de que te pongas cachondo cuando me folle a otros tíos."

Lo que paso desde ese día lo iré contando poco a poco, espero que os haya gustado esa primera vez

lunes, 30 de abril de 2012

El sueño (2)

A petición de varios seguidores/as continuo generando un relato a partir del sueño de aquella noche.
Por si esto acaba llegando a un relato infinito vamos a identificar a los personajes aparecidos hasta ahora:
Laura (mi chica).
Diego (yo).
Nicholas (el americano más bajito).
Eddie (el americano más alto).
Sabrina (la hermana de Nicholas).
Y así continua la historia...
Llegamos al aeropuerto y al poco apareció Sabrina. Curiosamente no tenía nada que ver con su hermano, totalmente diferentes. Ella fina, delgada, con el pelo negro azulado y ojos marrones. Una chica preciosa y muy seductora. Portaba un vestiod negro con espalda descubierta tremendamente ajustado que marcaba a la perfección su tanguita y sus diminutas tetas con unos pezones eso sí bien marcados.

Ella se presentó hablando en español (por respeto decían aunque muchas veces posteriormente hablaron en inglés y a una velocidad que se me hacía imposible entenderlos).
Despues de las presentaciones nos fuimos a comer. Todo transcurria con normalidad y se propuso una tarde de playa en una cala de estas perdidas por la costa.
Llegamos a una cala desierta tras andar más de una hora. Yo ya estaba muy cansado y me tiré sobre la toalla. Ellos se empezarón a cambiar allí como si nada y me sorprendió sobremanera como tanto Laura como Sabrina se quedaban desnudas y se ponian el bikini sin ningún rubor.

Sabrina le dejó a Laura un bikini tanga que no tapaba nada y encima era blanco. Vamos q se marcaba todo. Sabrina iba con uno amarillo del estilo de Laura.
Al poco de estar los 5 tomando el sol las dos se pusieron a hacer top less. Yo no puse ninguna objeción ya que Laura lo hacía con frecuencia.
Me sorprendó que Laura estaba completamente rasurada cosa que no hacia desde hacía meses y se le marcaba toda la rajita. En el caso de Sabrina no se percibia tanto ya que al ser más oscuro que el de Laura era más dificil apreciar pero mucho pelo alli no había....

Pasado un tiempo Nicholas y Eddie se fueron al agua y acto seguido Laura hizo lo propio porque estaba agobiada del calor.
Me recosté sobre los codos para ver las evoluciones de mi pareja en el agua. Allí jugaba con los dos pero sin maldad.
Sabrina inició la conversación conmigo:
Sabrina: "Hicieron el típico truco de unos narcos ¿no?"
Diego: "Si, no es cierto?"
Sabrina: "Que va, son buena gente, bueno somos, pero tienen tanto dinero y son tan simples que necesitan cosas nuevas para vivir".
¿Se la han follado ya?"
Diego: "¿Cómo?
Sabrina: "Vamos Diego, siempre se las follan a todas, son irresistibles. A mi hermano no me lo he follado pero de Eddie me he hartado es muy bueno en la cama."
No sabía que responder ni donde meterme así que opte por la opción de hacerle ver que no era cierto y que mi chica era una chica muy fiel.
Salió Laura del agua y al poco salieron los otros dos. 
Yo seguía como si tal cosa.
Sabrina dijo que se lo quitaba todo que no quería marcas y total no había nadie por la zona.
Laura hizo lo mismo no sin antes haber buscado mi aprovación con la mirada.
Pasaba la mañana y Eddie se fue al agua con sabrina con lo que nos quedabamos los tres a pleno sol.
Yo estaba leyendo un libro para pasar el rato en lo que Nicholas se puso a ponerse crema solar y le ofreció a Laura.
Ya empezaba a haber buen ambiente entre nosotros y Nicholas me preguntó si me importaba q le pusiese crema a Laura.
Será el señerito pieza. Me pregunta si le puede poner crema cuando se la tiró la noche anterior... ¿o fue un invento de mi chica para calentarme?
Laura estaba tumbada boca arriba y él empezo a ponerle crema por las piernas subiendo poco a poco hasta la entrepierna. Yo sabía que esos movimientos a ella la calentaban pero no podía confirmar nada. 
después de las piernas procedía a ponersela en los pechos y barriga y para mi sorpresa veo que se situa cerca de su cabeza, de espaldas a mí de forma que no veía la cabeza de mi novia y me temia lo peor debido a la calentura que debian tener ambos.
De pronto veo un movimiento estraño en el bañador de él, pero todo visto desde atrás y me parece ver que mi novia empieza a comerle la polla en mi cara, pero yo no veía nada, solo intuía.
Miro a la playa y veo como Eddie y Sabrina miran a la orilla como si algo les llamase la atención. No había duda, se le estaba comiendo.
Me puse el libro lo más cerca de mi cara posible para hacer ver que no me enteraba de que iba todo.
Él cada vez se inclinaba más hacia la derecha con lo que no sabía si le estaba poniendo crema en el vientre o le estaba acariciando el coño. 
Tal era la situación que me fui al agua intentando desaparecer de allí.

Me reuní con los otros dos y empezamos a charlar en el agua.
Poco tiempo después veo en la cala a Laura de rodillas apollada en sus propios pies, tipo meditación y a Nicholas haciendole un masaje desde atrás en los hombros. No se veia muy bien pero por los movimientos estaba claro. Se la estaba hincando por detrás.
Tras un periodo de unos diez minutos veo que Eddie se decide a salir del agua e intento ir detrás pero Sabrina me coge de la muñeca con disimulo.

Sabrina: "Esperate un ratito".
Diego: "Si te hace ilusión".
Sabrina: "No, si es para que no les fastidies el plan".
Diego: "¿Que plan?".
Sabrina: "No seas ingenuo. ¿No ves que la está enculando?. Ahora le toca a Eddie relevarlo y seguirán haciendo ver que es un masaje."
Y así fue como Eddie relevó a su compañero y siguió con el "masaje".
Sabrina: "Si Diego, mi hermano me comentó que Laura no toma pastillas y que en la playa al no tener condón iban a tener que jugar con su culito" 
Cuando salimos del agua los dos se habían quedado dormidos y Laura estaba tomando el sol boca arriba.
Pude ver como de su culo salían ciertos hilitos de crema. Sabrina me miro y me dijo "Mira parece que Nicholas no le ha extendido bien la crema"

Ya entré en el juego y pase mi mano extendiendo la crema por sus cachetes.
Después de esto volvimos a casa y Laura ya no volvió a ser la misma. Cambió para mejor.