miércoles, 22 de marzo de 2017

Llega con la leche de otro

Hemos recibido bastantes peticiones de la tematica "ella llega con la leche de otro en el coño".
Nos ha costado encontrar material pero al fin lo teneis.
Este tipo de situaciones son muy morbososas pero requieren de un grado de complicidad y confianza dificil de encontrar.































8 comentarios:

  1. Excelente blog amigos saludos desde México abrazos y besos, leí todos y cada una de tus entradas y sus comentarios me mantengo en espera de tus futuras aportaciones.

    F.R.

    ResponderEliminar
  2. Sabe y huele riquisimo cuando viene llena de otro es lo mejor muy muy rico

    ResponderEliminar
  3. Muy buenas imagenes saludos desde argentina

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos desde españa. Me encanta este apartado. Os animo a continuar con el. Espero mandaros alguna foto de mi novia llena de leche de otro o de su ex novio jose pronto y demostraros lo cornudo maricon impotente y sumiso que soy. Cariño ayúdame con mis cuernos

    ResponderEliminar
  5. Cuando mi esposa llega con su coño inundado de semen, es mi trabajo dejarla muy limpia,un coño así lleno de lefa ajena es muy terso, ademas de su especial aroma que hace que yo ame mas a mi esposa y sea un cornudo feliz

    ResponderEliminar
  6. Mi mujer fue a cenar con un compañero del trabajo.yo la espere en un pub, cuando me vino a buscar fuimos a casa y nos metimos en la cama, yo enseguida me desnude y la mire como se quitaba la camiseta negra, la minifalda, las medias y por último el tanga, todo de color negro. Le pregunte si habían hecho algo y me dijo que solo cenar, pero yo insisti mientras le pellizcaba los pezones, hasta que me confesó que de vuelta el había parado el coche en un camino, la beso en la boca y ella le desabrochó la bragueta y se la empezó a chupar, se puso muy caliente, se sacó el tanga y se sentó sobre su polla cabalgándola hasta tener un orgasmo. Al decirme eso mi pene se puso como una piedra, le meti el dedo en su vagina y me di cuenta que estaba chorreando; era el semen de el, me eché a lamer, a sorber y luego le di un morreo para saborearlo juntos. Esa noche follamos como nunca, cada vez que lo recuerdo se me pone tiesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu historia es real Albert? Si es así estaría interesado en contactar contigo para el blog.

      Eliminar
  7. Es una de mis mayores fantasías.

    ResponderEliminar