jueves, 16 de julio de 2015

Whatsapp, que gran invento

La siguiente historia pertenece a una pareja en la que la insistencia acaba dando sus frutos.
Imaginad que vuestra mujer tras años de insistencia va entrando en el juego y de vez en cuando os manda alguna que otra foto hacienod el gesto de los cuernos para poneros cachondos pero nunca lo lleva a cabo.
Un dia por la noche tu mujer, que está recibiendo los masajes mensuales con su masajista de siempre os envia esta imagen:



Poco después os envía esta otra:



Ya, siempre poniéndote cachondo. Pasado un buen rato te llega un Whatsapp:

 

Haces zomm en la pantalla y ves un condón tirado en el suelo.
Ya más tranquila después de la ducha, volviendo a casa te envía el último Whatsapp:



Las cosas han cambiado, ella está contenta, a mejor según parece.

4 comentarios:

  1. Me empalmé totalmente al leerlo.
    Como me gustaria recibir un whatssapp así de mi mujer.

    ResponderEliminar
  2. Realmente me encantaria...fantaseo mucho ser cornudo y ver a mi mujer entre machos..me exita demasiado la idea..ojala la concrete..lucas

    ResponderEliminar